5 consejos para el cuidado de gatos en invierno para ayudar al pelaje de tu gatito durante los meses fríos y secos

gato en registro en bosque nevado de invierno

El invierno es una gran época del año. Puede ver caer la nieve y beber tazas de sidra de manzana tibia mientras usted y su gato están acurrucados en una manta frente a la chimenea. Pero invierno no es solo una temporada acogedora y con sueño. También es un momento en el que su gato puede estar enfrentando necesidades especiales de aseo durante el invierno.

Sé esto por experiencia personal. Uno de mis gatos tiene pelaje más largo, y se vuelve más sensible en el invierno. Recientemente pasé una hora tratando de ' envuélvelo como un burrito ”Para poder recortar algunas esteras de su pelaje. ¡Oh chico, él aulló y siseó!





Los meses de invierno pueden ser un momento para mantenerse acogedor y cálido, pero cuando se trata de acicalar a su gato, es posible que no siempre estén tranquilos y tranquilos. A continuación se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a mejorar un poco las cosas para usted y su gatito.

1. Cepille el pelaje más grueso de su gato con más frecuencia

Los gatos tienden a mudar más en primavera y otoño. En primavera se quitan el abrigo de invierno y, en otoño, cuando el clima comienza a refrescar, se mudan para dejar espacio para un nuevo abrigo de invierno.

Esto significa que durante el invierno, es probable que el pelaje de tu gato sea más grueso para protegerse del frío. Para algunos gatos, esto significa que es posible que no se limpien tan bien porque hay mucho más a lo que llegar.



Querrás cepillar a tu gato con más frecuencia mientras se quita y luce un abrigo de invierno más grueso. Esto ayudará a evitar que su pelaje se enrede y se convierta en esterillas.

Comience lentamente con un cepillo para mascotas o un peine de dientes anchos. Cepille pequeñas áreas de su cuerpo una a la vez, ayudándoles a acostumbrarse a la sensación.

2. Tenga cuidado con el pelaje enmarañado

Si es demasiado tarde y tu gato tiene piel enmarañada , tendrás que recortarlo, ¡pero ten cuidado! Su gato es sensible, por lo que puede hacer movimientos bruscos cuando se tira de su pelaje.



Los tapetes también pueden ser muy dolorosos. Asegúrese de usar solo cortaúñas para mascotas diseñadas para áreas sensibles y nunca use tijeras.

La piel de un gato puede ser muy fina y no querrás correr el riesgo de cortarse la piel al intentar sacar una alfombra.

3. Ayúdelos a tener un abrigo de invierno más saludable

gato de pelo largo en la nieve

Puede ayudar a su gato a desarrollar un abrigo de invierno más grueso y saludable asegurándose de que tenga una dieta equilibrada y saludable.

Aliméntelos con comida para gatos formulada específicamente para abrigos más saludables. Los ácidos grasos esenciales, como un suplemento de Omega 3 formulado para gatos, pueden ayudar a que el pelaje crezca más brillante y espeso.

Por supuesto, antes de cambiar o agregar algo a la dieta de su gato,habla con tu veterinario.

4. Evite los golpes estáticos

gato caminando en la nieve

En el invierno, su gato puede ser más propenso a recibir descargas eléctricas estáticas. La calefacción interior puede eliminar la humedad del aire, dejando un clima más frío y seco que es más propenso a la estática. A veces, solo acariciar a tu gato puede ser suficiente para causar un pequeño shock.

Puede reducir la estática en el aire agregando un humidificador a la habitación. Antes de acicalarlo, limpia a tu gatito con una toallita de baño para mascotas. Cuando los bañe, considere usar un champú humectante.

Según PetMeds, nunca debes usar una hoja de suavizante de telas en tu gato. ¡Las sábanas pueden contener sustancias químicas tóxicas para los gatos!

5. Esté atento a las articulaciones dolorosas

En los meses de invierno, cuando las temperaturas son más frías, las articulaciones de un gato mayor o artrítico pueden estallar. Eso significa que a veces sentirán dolor y serán mucho más sensibles al tacto. También significa que es posible que no estén tan dispuestos ni sean capaces de arreglarse.

Si necesitas cepillar o peinar a un gato como este, sé más suave con él. Si tiene que “envolverlos como un burrito” en una toalla para recortar el pelaje enmarañado o cortarles las uñas, primero intente calentar un poco la toalla en la tintorería.

Recuerde, no todos los gatos se acicalarán, especialmente en invierno si se sienten más sensibles o tienen esteras particularmente severas. Si tu gato parece estar descuidando su pelaje, haz que lo revise un veterinario. Algunos veterinarios afeitarán las áreas problemáticas o cortarán los tapetes en mal estado ellos mismos.

No se sienta mal si necesita llevar a su gato a un peluquero profesional. Simplemente significa que usted está cuidando la salud de su gato y ayudándolo a estar lo más cómodo posible.

¿Cómo preparas a tu gato en invierno? ¿Tienes trucos o técnicas especiales? ¡Háganos saber en los comentarios a continuación!