Enfermedad de la glándula anal en gatos: síntomas, causas y tratamientos

Veterinario examinando gato doméstico

La enfermedad de la glándula anal en los gatos ocurre cuando los dos sacos anales que están situados a ambos lados del ano se infectan o bloquean. Los sacos anales contienen un fluido oloroso que se secreta cada vez que los gatos defecan o cuando intentan marcar su territorio.

A veces, la enfermedad de la glándula anal también se conoce como enfermedad del saco anal. Si ve signos de esta enfermedad en su gato, entoncesdebes ir a un veterinariopara un correcto diagnóstico y tratamiento.





Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la enfermedad de la glándula anal en los gatos.

Síntomas de la enfermedad de la glándula anal en gatos

La enfermedad de la glándula anal en los gatos generalmente se presenta como una serie de síntomas y problemas relacionados con el ano y el área circundante.

Algunos de los síntomas más comunes incluyen:



  • Frotar el área afectada a lo largo del piso (conocido como deslizándose )
  • Lamiendo o incluso mordiendo alrededor del área afectada
  • Persiguiendo su cola más de lo usual
  • Hinchazón o enrojecimiento alrededor del área anal.

En general, los gatos que padecen esta enfermedad también pueden volverse más agresivos en su comportamiento cotidiano.

Causas de la enfermedad de la glándula anal en los gatos

Gato amarillo Maine Coon en la visita al veterinario.

La enfermedad de la glándula anal en los gatos generalmente es causada por una infección o impactación en el área.

En el caso de las infecciones, esto sucede cuando se permite que las bacterias se acumulen en los sacos anales. Si esto no se trata rápidamente, la infección puede incluso convertirse en una absceso .



Impactación es el término para lo que sucede cuando los conductos de los sacos anales se obstruyen. Felinos con sobrepeso tienen un mayor riesgo de sufrir sacos anales impactados.

Tratamientos para la enfermedad de la glándula anal en gatos

Si su veterinario sospecha que su gato padece una enfermedad de las glándulas anales, le realizará un examen físico completo, prestando mucha atención a la zona anal. Pueden considerar analizar una muestra de las heces de su gato; aunque la mayoría de los casos se diagnostican mediante examen físico.

Si la condición de su gato es causada por impactación, el veterinario exprimirá el contenido de los sacos anales con la mano. En algunos casos, pueden realizar esto después de darle anestesia a tu gato.

Si la enfermedad es causada por una infección, el veterinario también proporcionará un tratamiento con antibióticos. Como siempre, cuando su veterinario le recete antibióticos, asegúrese de seguir las instrucciones de dosificación y completar todo el curso.

En ambos casos, el veterinario generalmente le recetará analgésicos a tu gato a medida que se recupere.

¿Tu gato ha sufrido alguna vez una enfermedad de las glándulas anales? ¿Qué consejo te dio tu veterinario para ayudar a tu gatito a recuperarse? ¡Háganos saber en la sección de comentarios!