¿Pueden los gatos comer chocolate? ¿El chocolate es seguro para los gatos?

Gato comiendo chocolate

¿Pueden los gatos comer chocolate? El chocolate se considera una de las golosinas más populares para los humanos, pero ¿alguna vez has estado descansando en el sofá, disfrutando de una barra de chocolate de lujo y te has preguntado si a tu gato también le gustaría participar en la sesión de refrigerios? ¿Es seguro compartir ese postre con tu gatito?

La respuesta corta es no, los gatos no pueden comer chocolate. De hecho, el chocolate se considera muy tóxico para los gatos en la mayoría de los casos. Sus no es seguro para los felinos en cualquier cantidad.





Veamos por qué los gatos y el chocolate no son una combinación buena o segura y qué debe hacer si su gato logra comer chocolate.

¿Por qué el chocolate es malo para los gatos?

Pastel de gato y chocolate

El chocolate se considera inseguro para los gatos debido a la presencia de cafeína y teobromina en él.

La teobromina es un alcaloide que se encuentra en la planta del cacao, que se utiliza para hacer chocolate.



En general, la teobromina es ampliamente citada como tóxica para una variedad de animales, incluidos felinos y caninos. Así que tampoco lo compartas con tus amigos perritos.

Si un gato come chocolate e ingiere cafeína o teobromina, puede sufrir diarrea, vómitos y un aumento de la frecuencia cardíaca. Dado que la cafeína es un estimulante, también puede notar inquietud o hiperactividad en su gato.

¿Qué debe hacer si su gato come chocolate?

Gato mirando chocolate

Si sospecha que su gato de alguna manera se las arregló para comer un poco de chocolate y muestra alguno de los síntomas anteriores, o cualquier comportamiento no típico en general, llame a su veterinario de emergencia de inmediato.



En la mayoría de los casos, el veterinario le recomendará que lleve al gato y inducir el vómito . También se pueden proporcionar medicamentos para ayudar a resolver los picos de frecuencia cardíaca.

Pero no todo son malas noticias. Si bien el chocolate puede ser muy peligroso para los gatos, en la mayoría de los casos, su felino residente no tendrá mucho interés o apetito en colar un poco de chocolate, de todos modos. Esto se debe a que se ha demostrado que los gatos no pueden saborear las cosas dulces .

En esencia, a su gato, naturalmente, no le gustan los dulces.

¿Alguna vez has tenido que mantener a tu gatito alejado de tu chocolate? ¿Qué le das a tu gato como postre? ¡Háganos saber en los comentarios a continuación!