¿Pueden los gatos comer comida para perros? ¿Es la comida para perros segura para los gatos?

Gato y perro comiendo

¿Pueden los gatos comer comida para perros?La respuesta corta es no, no deberían. A pesar de que probablemente no sea mortal para su gato tomar un bocado o dos de comida para perros, no debería darse el gusto con mucha frecuencia. amigos caninos 'Cena.

Si bien introducir a escondidas un poco de comida para perros no siempre resultará en una emergencia médica para su gato, existen varias razones por las que los gatos no deben ser alimentados con alimentos destinados a perros.





He aquí por qué su gato no debe comer comida para perros, incluso si lo ha hecho antes sin problemas graves.

¿Por qué los gatos no pueden comer comida para perros?

Gato y perro comiendo

Existe una diferencia fundamental en las necesidades dietéticas de perros y gatos, y eso significa que los alimentos comerciales para perros y gatos se preparan de manera diferente.

Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que necesitan obtener la mayor parte de su nutrición de comiendo otros animales . Los perros, por otro lado, son omnívoros , para que puedan darse un festín con plantas y carnes para su nutrición. Alimentar a su gato con comida para perros corre el riesgo de privar a su gato de sus necesidades dietéticas esenciales.



En segundo lugar, hay nutrientes más específicos que los gatos necesitan de su comida. La vitamina A es esencial y debe formar parte de la comida de su gato, mientras que los perros pueden convertir el betacaroteno en vitamina A. Esto significa que la mayoría de los alimentos comerciales para perros no le proporcionarán a su gato suficiente vitamina A.

Taurina es un aminoácido esencial que los gatos también necesitan en su alimentación. Una vez más, el cuerpo de un perro puede producir su propia taurina, mientras que un gato doméstico dependerá de su alimento para abastecerse.

¿Qué problemas de salud para gatos pueden provenir de comer comida para perros?

Gato y perro comiendo

Si su gato no ingiere suficiente taurina en su dieta, puede sufrir una variedad de enfermedades que incluyen sordera, ceguera y problemas cardíacos.



Si no se les proporciona la cantidad y el equilibrio correctos de vitaminas en su dieta, un gato podría volverse letárgico, sufrir dolencias gastrointestinales, sufrir convulsiones e incluso morir.

Por lo tanto, si bien no debe entrar en pánico si su gato de alguna manera se cuela en algo de la comida del perro, no se sienta tentado a alimentarlo con comida para perros con regularidad.

¿Has vivido alguna vez con un gato que intentaba comer comida para perros? ¿Cómo lo mantuviste alejado de ellos? ¡Háganos saber en los comentarios a continuación!