¿Pueden los gatos comer naranjas? ¿Son las naranjas seguras para los gatos?

Gato y naranjas

¿Pueden los gatos comer naranjas? Es posible que se pregunte esto si está comiendo una naranja y su gato parece estar interesado en probarla. Los humanos pueden comer naranjas, pero ¿son las naranjas seguras para los gatos?

La respuesta corta es no, los gatos no pueden comer naranjas de forma segura. De hecho, debido a la aceites esenciales contenida en las naranjas, la fruta cítrica se considera tóxica para los gatos. Como siempre, debes preguntarle a tu veterinario antes de compartir cualquier alimento humano con tu felino favorito.





Analicemos lo que necesita saber sobre las naranjas y los gatos.

¿Por qué las naranjas son malas para los gatos?

Gatito y naranjas

Si bien las naranjas pueden ser beneficiosas para los humanos debido a sus excelentes cantidades de vitamina C, es otra situación para los gatos.

Los aceites esenciales que contienen las naranjas son tóxicos para los gatos, por lo que definitivamente deben evitarse. Un gato que come una naranja puede sufrir un caso muy grave de Diarrea . También pueden comenzar a vomitar, debido al malestar estomacal del ácido cítrico de las naranjas.



En algunos casos, se ha demostrado que comer naranjas en realidad puede hacer que un gato Deprimido , o incluso hacer que se vuelvan altamente fotosensibles.

¿Qué debo hacer si mi gato se comió una naranja?

Gato y naranjas

En primer lugar, si nota que su gato se ha comido una naranja, controle su comportamiento y observe si muestra algún signo inmediato de angustia.

Si nota muchos vómitos, llame a su veterinario inmediatamente. Pueden preguntarle sobre los síntomas que muestra el gato y recomendarle si necesita o no buscar atención de emergencia de inmediato.



Una piel de naranja contiene más aceites esenciales que la fruta que contiene, así que intenta tomar nota de qué parte de la naranja ha comido tu gato. Cuanta más información le pueda dar a su veterinario, mejor.

Si bien las naranjas se consideran tóxicas para los gatos, la noticia tranquilizadora es que la mayoría de los gatos mostrarán una aversión a las frutas cítricas en primer lugar, por lo que es de esperar que las posibilidades de que su gato coma una naranja sean escasas.

¿Tu gato alguna vez se ha comido accidentalmente una naranja? ¿Ha encontrado un sustituto más seguro para los gatos para comer? ¡Háganos saber en los comentarios a continuación!