Gatos y conjuntivitis

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Este artículo es cortesía de PetMD.com .

Conjuntivitis en gatos

La conjuntivitis se refiere a la inflamación de los tejidos húmedos en el ojo de un gato, que son las partes del ojo ubicadas cerca del globo y hasta el borde de la córnea, la parte frontal del ojo. Puede hacer que el ojo del gato secrete líquido y otros síntomas incómodos para el animal. El tratamiento, en última instancia, se basa en la causa subyacente de la afección.





Síntomas y tipos

Hay varios síntomas comunes de esta enfermedad, que incluyen:

  • Entrecerrar los ojos persistente
  • Parpadeo regular y excesivo
  • Enrojecimiento del tejido ocular
  • Secreción ocular
  • Acumulación de líquido en el ojo
  • Infeccion de las vias respiratorias altas

Causas

Existen varios virus que pueden causar conjuntivitis, siendo uno de los más comunes el virus del herpes. Los gatos que están expuestos regularmente a otros gatos con infecciones virales son más propensos a desarrollar la enfermedad. También existen causas bacterianas, una de las cuales se conoce comúnmente como 'ojo seco'. Además, las alergias pueden hacer que los ojos reaccionen como una respuesta externa al alérgeno, o puede ser tan simple como una partícula extraña que se aloja en el ojo. Por último, los gatos de raza pura tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad que otros gatos.

Diagnóstico

El veterinario explorará las diferentes causas potenciales para determinar la causa raíz de la infección ocular para que pueda abordarse adecuadamente. Puede haber alergias estacionales a cosas como la hierba y el polen, oa contaminantes ambientales como el humo o los productos químicos. También se considerarán las infecciones virales y bacterianas.



Tratamiento

Esta afección generalmente se trata de forma ambulatoria. Si se sospecha que un alérgeno alimentario o ambiental está causando la infección, el problema debería desaparecer cuando el alérgeno identificado se elimine del entorno del gato. Si la infección se debe a un virus, existen algunos medicamentos comúnmente recetados para controlar la inflamación, incluidos los antibióticos orales y tópicos (externos). La vacunación también es una opción de tratamiento común para prevenir otros brotes virales en el futuro. En casos graves, es posible que se requiera cirugía para eliminar cualquier bloqueo que se encuentre presente en el ojo.

Vida y gestión

Una vez que se ha realizado el diagnóstico y se ha prescrito un plan de tratamiento, es importante hacer un seguimiento del progreso del animal. El primer paso en el plan de tratamiento será abordar la causa médica subyacente, si la hay. A continuación, será importante aislar al gato para que no infecte a otros animales.

Prevención

Limitar la exposición a otros animales posiblemente infectados puede prevenir la recurrencia de la conjuntivitis. Además, algunas vacunas han demostrado ser eficaces para minimizar el riesgo de desarrollar esta afección.



Este artículo apareció originalmente aquí en PetMD.com .