Gatos e infección respiratoria superior (URI)

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Clamidiosis en gatos

La clamidiosis se refiere a una infección respiratoria crónica a base de bacterias, causada porChlamydia psittacibacteria. Los gatos que han desarrollado esta infección a menudo exhibirán signos tradicionales de una infección de las vías respiratorias superiores, como ojos llorosos, secreción nasal y estornudos. Con tratamiento, el pronóstico es positivo.

Síntomas y tipos

La infección por clamidiosis afecta el sistema respiratorio, los ojos, el sistema gastrointestinal y los sistemas de reproducción de los animales. Los gatos experimentan síntomas estándar del tracto respiratorio superior, que incluyen:





  • Estornudos
  • Ojos llorosos
  • Descarga de los ojos
  • Toser
  • Respiración dificultosa
  • Nariz que moquea
  • Falta de apetito ( anorexia )
  • Fiebre
  • Neumonía, si no se trata

Causas

Si bien existe una mayor prevalencia de esta infección en los gatitos, esta afección está presente en todas las edades y razas. Los gatos que se mantienen en lugares abarrotados con otros animales, como en una perrera, tienen un mayor riesgo de infección. Al riesgo se suma la facilidad con la que viaja esta bacteria. La transmisión puede tener lugar incluso sin contacto directo con un animal infectado, ya que las moléculas de una tos o un estornudo pueden viajar a través de una habitación, un cuidador humano puede transportar la bacteria y propagarla al tocarla, o el gato puede entrar en contacto con un animal contaminado. objeto, como en una cama o área de alimentación.

Diagnóstico

Sus veterinarios tomarán una muestra de la secreción ocular, también conocida como raspado o frotis conjuntival, con el fin de realizar un cultivo del líquido para determinar cuál es la fuente de la enfermedad. Si se cree que hay neumonía, se realizará una radiografía de los pulmones de su gato para verificar la presencia de líquido.

Tratamiento

El tratamiento se realiza con mayor frecuencia de forma ambulatoria, comenzando con medicamentos antibióticos como tetraciclina o doxiciclina. Los tratamientos con antibióticos se pueden administrar por vía oral o como una aplicación externa directa en el ojo. Todo el proceso de tratamiento puede tardar hasta seis semanas.



Vida y gestión

El gato debe mantenerse alejado de otros animales hasta que la infección sane, ya que es transmisible; También es recomendable mantener al gato en el interior. Si hay varios animales en el hogar, todos deben recibir tratamiento para prevenir otro brote de la enfermedad.

Prevención

No existe ninguna medida preventiva que se pueda tomar para este problema médico, pero las vacunas pueden ayudar a reducir la gravedad de los brotes cuando ocurren.