Gatos y vómitos

(Crédito de la imagen: Getty Images)

Este artículo es cortesía de PetMD.com .

Los gatos suelen vomitar de vez en cuando, a menudo porque pueden haber comido algo que les molesta el estómago o simplemente porque tienen sistemas digestivos sensibles. Sin embargo, la afección se agudiza cuando los vómitos no se detienen y cuando no queda nada en el estómago del gato para vomitar excepto bilis. Es importante que lleves a tu mascota a un veterinario en estos casos.





Si bien los vómitos pueden tener una causa simple y directa, pueden ser un indicador de algo mucho más grave. También es problemático porque puede tener una amplia gama de causas y determinar la correcta puede resultar complicado.

La condición descrita en este artículo médico puede afectar tanto a perros como a gatos. Si desea obtener más información sobre cómo afecta esta afección a los perros, visite esta página en elPetMDbiblioteca de salud.

Síntomas

Algunos de los síntomas más comunes incluyen:



  • Debilidad
  • Vómitos sin parar
  • Dolor y angustia
  • Sangre brillante en las heces o el vómito ( hematemesis )
  • Evidencia de sangre oscura en el vómito o las heces (melena)

Causas

Algunos posibles factores de riesgo incluyen:

  • Tumores
  • Golpe de calor
  • Enfermedad del higado
  • Gastroenteritis
  • Cambios en la dieta
  • Indiscreción dietética
  • Engullir comida / comer demasiado rápido
  • Reacción alérgica a un alimento en particular
  • Intolerancia alimentaria (cuidado con alimentar a un animal con comida de 'personas')
  • Enfermedad de la glándula suprarrenal
  • Dislocación del estómago
  • Parásitos intestinales (gusanos)
  • Obstrucción en el esófago
  • Trastornos metabólicos como enfermedad renal.

Diagnóstico

Lleva una muestra del vómito al veterinario. Luego, el veterinario tomará la temperatura del gato y examinará su abdomen. Si resulta que no es más que un incidente pasajero, el veterinario puede pedirle que limite la dieta del gato a líquidos claros y que recolecte muestras de heces durante ese período, ya que la causa subyacente puede transmitirse en las heces. Ocasionalmente, el cuerpo del gato puede usar el vómito para limpiar los intestinos de toxinas.



Si el vómito contiene una cantidad excesiva de moco, la causa puede ser un intestino inflamado. La comida no digerida en el vómito puede deberse a una intoxicación alimentaria, ansiedad o simplemente comer en exceso. La bilis, por otro lado, indica una enfermedad inflamatoria intestinal o pancreatitis .

Si se encuentra sangre roja brillante en el vómito, el estómago podría ulcerarse. Sin embargo, si la sangre es de color marrón y parece poso de café, el problema puede estar en el intestino. Los olores digestivos fuertes, mientras tanto, se suelen observar cuando hay una obstrucción intestinal.

Si se sospecha una obstrucción en el esófago del gato, el veterinario realizará un examen bucal. Las amígdalas agrandadas son un buen indicador de tal obstrucción.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa subyacente de los vómitos; Algunas de las posibles sugerencias del veterinario incluyen:

  • Cambios dietéticos
  • Medicamentos para controlar los vómitos (por ejemplo, cimetidina, antiemético)
  • Antibióticos, en el caso de úlceras bacterianas.
  • Corticosteroides para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal
  • Cirugía, en el caso de vómitos causados ​​por un tumor
  • Medicamentos especiales para tratar los vómitos inducidos por quimioterapia

Vida y gestión

Siga siempre el plan de tratamiento recomendado por su veterinario. No experimente con medicamentos o alimentos. Preste mucha atención a su gato y si no mejora, regrese a su veterinario para una evaluación de seguimiento.

Este artículo apareció originalmente aquí en PetMD.com .

Puede encontrar esto interesante ...

6 formas de ahorrar dinero en facturas veterinarias

Los gatos clasifican sus cajas de cartón favoritas