Clorfeniramina para gatos: usos, dosis y efectos secundarios

Gato rayado gris come una pastilla, posiblemente clorfeniramina, de la mano del dueño

La clorfeniramina para gatos es un medicamento antihistamínico que los veterinarios prescriben principalmente para ayudar a aliviar los síntomas de una variedad de alergias. Es el nombre genérico de un medicamento que también se vende bajo las marcas Aller-chlor, Chlor-Trimeton y Chlor-tabs.

En algunos casos, los veterinarios pueden recetar el medicamento como sedante o usarlo para tratar la atopia de la piel. Actúa deteniendo el efecto que la histamina puede tener en un gato.





La clorfeniramina para gatos se presenta con mayor frecuencia en forma de tabletas. Los veterinarios pueden recetarlo; aunque, en algunas formas, está disponible sin receta. El medicamento tiene la aprobación de la FDA para uso humano, pero los veterinarios también lo recetan comúnmente para animales.

Tu puedes fácilmente pida clorfeniramina para su gato en línea en la farmacia de Chewy con la prescripción de su veterinario. Siga de cerca las instrucciones para la dosis y frecuencia correctas y seguras. Esto es lo que debe saber sobre los usos, la dosis y los efectos secundarios de la clorfeniramina para los gatos.

Usos de la clorfeniramina para gatos

Los veterinarios generalmente recetan clorfeniramina a los gatos para tratar los síntomas que alergias puede provocar. Estos pueden incluir picazón, estornudos y secreción nasal.



Este es un medicamento de acción rápida y puede ayudar a proporcionar alivio a los gatos que sufren de alergias. Actúa reduciendo el efecto que la histamina puede tener en los gatos.

En algunos casos, los veterinarios también lo prescriben para el problema de la atopia de la piel, que hace que la piel del gato se inflame y pique.

Dosis de clorfeniramina para gatos

Primer plano de una mujer veterinaria con estetoscopio gato examen en la oficina del veterinario médico

La siguiente es una guía para el uso típico del medicamento en gatos y no debe reemplazar el consejo de su veterinario para su mascota individual.



Los veterinarios generalmente prescriben clorfeniramina para gatos en dosis de uno o dos miligramos administrado cada doce horas.

Si su veterinario le receta este medicamento, es importante seguir siempre las instrucciones exactas de dosificación y administración. Esto incluye el tiempo que debe darle el medicamento a su gato.

Efectos secundarios de la clorfeniramina para gatos

La clorfeniramina a menudo puede producir el efecto secundario de hacer que los gatos se sientan somnolientos mientras toman el medicamento. En algunos casos, vómitos y Diarrea también pueden aparecer como efectos secundarios.

Si sospecha que su gato tomó accidentalmente demasiado del medicamento y está sufriendo una sobredosis, debe comunicarse con su veterinario de emergencia de inmediato. En algunos casos, este medicamento puede provocar convulsiones en gatos.

¿Alguna vez su veterinario le ha recetado clorfeniramina para ayudar a su gato con sus alergias? ¿Funcionó? ¡Háganos saber en la sección de comentarios!