¿Hibernan los gatos en invierno?

Un gato duerme sobre una alfombra blanca frente a una chimenea encendida con velas y regalos debajo de un árbol de Navidad. ¿Los gatos hibernan en invierno?

La temperatura exterior está bajando, los días se acortan y sus gatos no parecen jugar tanto.

¿Que esta pasando? ¿Tienen frío, están enfermos o simplemente están hibernando? ¿Los gatos realmente hibernan en invierno?





Aquí hay información que puede ayudarlo a determinar qué le pasa a su gato en los meses de invierno.

¿Qué es la hibernación?

Un gato rayado negro y gris duerme sobre un radiador.

Osos, ardillas y murciélagos todos hibernan. Aumentan su grasa corporal en los meses previos al invierno y encuentran un lugar seguro para refugiarse hasta la primavera.

Pero la hibernación es más complicada que simplemente dormir durante la estación fría. Se trata de conservar energía, lo que significa una frecuencia cardíaca y respiratoria más lenta, una caída en la temperatura corporal y una tasa metabólica reducida. Durante meses, muchos animales dependen de la grasa almacenada en sus cuerpos como su principal fuente de alimento.



Algunos animales siguen su día normalmente y se retiran al letargo, una especie de hibernación ligera, por la noche. Otros entran en un sueño profundo que puede durar mucho tiempo. los el primero se activa por la temperatura y la disponibilidad de alimentos, mientras que este último es el resultado de las hormonas y la duración del día.

Los gatos duermen mucho en cualquier época del año

Gatos dormir de quince a veinte horas al día no importa la temporada. Como depredadores, están predispuestos a estar activos alrededor del crepúsculo, el momento del día en que es más probable que su presa esté fuera de casa. En la naturaleza, la supervivencia significa que la mayor parte de su energía debe dedicarse a la caza.

Todo ese acecho, correr, saltar y digerir requiere mucho sueño para acumular sus reservas de energía. Es por eso que la mayoría de los gatos duermen una siesta o duermen profundamente durante el día o durante las horas más oscuras de la noche.



En otras palabras, adaptan su patrón de sueño a la hora de comer. Para los gatos domésticos, esto significa dormir durante el día cuando sus dueños no están en casa y estar activos durante la noche.

De hecho, puede utilizar este conocimiento para minimizar la necesidad cableada de su gato de recorrer la casa cuando está durmiendo. Los gatos ajustarán su comportamiento por una serie de razones, incluido el horario de su dueño, cuánto se alimentan y con qué frecuencia, e incluso la cantidad de luz que reciben durante el día.

El apetito, el patrón de sueño y la energía pueden cambiar de una temporada a otra.

¿Los gatos realmente hibernan en invierno?

Un gato de pelo largo camina por la nieve.

A pesar de su sensibilidad al medio ambiente, los gatos en la naturaleza no entran en verdadera hibernación. Los grandes felinos han evolucionado al crecer un pelaje más grueso y continúan cazando y comiendo durante todo el invierno.

Los gatos salvajes también son activos durante todo el año. En climas más fríos, también pueden necesitar la ayuda de cuidadores humanos para sobrevivir saltar.

En climas extremos, los gatos, así como otros mamíferos que no hibernan, son conocidos por entrar en letargo , pero un gato tórpido o letárgico también puede ser un gato enfermo. Temblores, orejas y patas frías, falta de energía y un ritmo cardíaco más lento son todos síntomas de hipotermia –Una condición peligrosa que puede provocar la muerte.

Entonces, ¿cómo afecta el invierno a mi gato de interior?

Un gato gris se sienta frente a una ventana esmerilada junto a una decoración navideña con nieve de algodón falso alrededor.

Dr. Elizabeth Colleran, veterinaria senior con Dispensario de personas para animales enfermos , cree que los gatos domésticos pueden sufrir depresión estacional . Si el comportamiento de un gato puede desencadenarse por la exposición a la luz natural, el inicio del invierno también puede afectarlo negativamente.

Además de la caída de la temperatura, el invierno trae cambios en el estilo de vida, incluidos cambios en los horarios del hogar, un fin del horario de verano y fiestas navideñas .

Aquí hay algunos consejos para ayudar a su gato de interior hacer frente hasta la primavera :

  • Deja una luz encendida o abre las cortinas antes de irte al trabajo para que tu gato no esté atrapado en una casa oscura todo el día.
  • Si mantiene el calor apagado para conservar energía, dele a su gato un lugar cálido para dormir, como una cama semicerrada o con calefacción.
  • Asegúrese de que la caja de arena de su gato no esté demasiado cerca de un calentador o en un sótano frío y húmedo.
  • Juega con ellos a menudo, especialmente en esos días en los que todo lo que quieres hacer es encender Netflix y acurrucarte en el sofá con una taza de chocolate caliente.
  • Vigila de cerca a los gatos mayores. La artritis y otras enfermedades relacionadas con la edad pueden estallar durante los meses más fríos.

Se sabe que los gatos son estoicos con respecto a su malestar, por lo que depende de nosotros anticiparnos a sus necesidades, especialmente durante el invierno. Puede que no hibernen, pero como nosotros, pueden enfriarse.

¿Ha notado cambios en el comportamiento de su gato durante el invierno? ¿Suelen dormir algunas horas más durante el día? ¡Cuéntanos en los comentarios a continuación!