Fiebre en los gatos: síntomas, causas y tratamientos

Tratamiento para gatos. Gato en una clínica veterinaria médica. Termómetro en el fondo de la cabeza de un gatito.

La fiebre en tu gato es un síntoma que puede indicar enfermedades, infecciones o enfermedades más graves. Cuando se trata de fiebre en los gatos, los veterinarios consideran una temperatura corporal superior a 102,5 grados Fahrenheit ser el umbral.

Si sospecha que su gato tiene fiebre, debebusque el consejo de su veterinario de inmediatopara un diagnóstico y tratamiento adecuados.





Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la fiebre en los gatos.

Los síntomas de la fiebre en los gatos

El síntoma más obvio de un gato con fiebre es fiebre; aunque tomar la temperatura de un gato puede ser un proceso complicado y puede requerir la ayuda de su veterinario para llevarlo a cabo correctamente.

Más allá de tener una temperatura de más de 102,5 grados Fahrenheit, estos son algunos de los otros síntomas más comunes que pueden aparecer en los gatos que padecen fiebre:



Causas de la fiebre en los gatos

Gato doméstico en la oficina del veterinario

Existe una amplia gama de enfermedades y afecciones que pueden causar fiebre en tu gato, por lo que siempre es importante buscar el consejo de tu veterinario.

Algunas causas comunes de fiebre en los gatos son:

  • Infecciones virales
  • Tumores
  • Lesiones derivadas de una pelea
  • Infecciones por hongos
  • Parásitos
  • Infecciones bacterianas

Tratamientos para la fiebre en gatos

La temperatura de un gato generalmente se mide con un termómetro insertado en el recto del animal. Este es un procedimiento que es mejor que lo lleve a cabo un veterinario; de lo contrario, podrías terminar lastimando o causando miedo en el gato.



Si un gato muestra fiebre, el siguiente paso suele ser someterse a una serie de exámenes para tratar de averiguar la causa. Presentarle a su veterinario el historial médico completo y detallado de su gato puede ayudar a que este proceso sea más eficiente para todas las partes involucradas.

Una vez que su veterinario diagnostique la afección subyacente que está causando la fiebre en su gato, es posible que le recete una serie de tratamientos. Siga sus instrucciones de cerca.

En general, cuando un gato se está recuperando de la fiebre, es importante asegurarse de que se mantenga bien hidratado. En algunos casos más extremos, los veterinarios pueden sugerir poner un gato en un goteo intravenoso .

Cuando regrese a casa con su felino, es importante brindarle un ambiente tranquilo, silencioso y cómodo para que se recupere.

¿Tu gato ha tenido fiebre alguna vez? ¿Cómo lo trató tu veterinario? Cuéntanoslo en los comentarios a continuación.