Glucosamina para gatos: usos, dosis y efectos secundarios

Tableta blanca, posiblemente glucosamina, en una mano femenina sobre un fondo de gato. Medicamentos y vitaminas sintéticas para animales. Cuidado veterinario.

La glucosamina para gatos es un complemento nutricional que puede ayudar a tratar problemas articulares en gatos, como la artritis. Es el nombre genérico de un suplemento que también se vende bajo marcas como Cosequin, Glycoflex y Dasuquin.

Actúa ayudando a mantener el cartílago existente de un gato en buenas condiciones, al mismo tiempo que evita que el cartílago se rompa. El suplemento viene en una variedad de formas que incluyen tabletas, líquidos y polvos.





Tu puedes fácilmente pida glucosamina para su gato en línea de Chewy . Si bien no necesita la receta de un veterinario para ello, debe consultar a su veterinario antes de agregar cualquier suplemento a la dieta de su gato. Siga de cerca las instrucciones para la dosis correcta y segura.

Esto es lo que debe saber sobre los usos, dosis y efectos secundarios de la glucosamina para gatos.

Usos de la glucosamina para gatos

Los veterinarios generalmente recomiendan la glucosamina para ayudar a tratar a los gatos con problemas en las articulaciones, que incluyen artritis . Es un suplemento antiinflamatorio suave que ayuda a mantener el cartílago del gato en buenas condiciones, lo que hace al reducir la velocidad de las enzimas que debilitan el cartílago.



En algunos casos, los veterinarios también han sugerido que glucosamina puede beneficiar a los gatos que padecen problemas urinarios felinos.

Dosis de glucosamina para gatos

Gato de interior durmiendo en la cama del animal doméstico. El gato mayor es un gato de esmoquin gris y blanco. Imagen conceptual para el cuidado, la comodidad y la relajación de las mascotas.

La siguiente es una guía para el uso típico del suplemento en gatos y no debe reemplazar el consejo de su veterinario para su mascota individual.

Glucosamina para gatos a menudo viene en forma de tabletas, polvo o líquido, y puede venir combinado con otros suplementos para las articulaciones como la condroitina. Debido a que hay tanta variación tanto para las fórmulas como para las necesidades individuales de los gatos, debe consultar a su veterinario para obtener la dosis adecuada.



los dósis recomendada para los gatos tiende a caer entre 120 y 500 mg por día, añadidos a su comida. Su veterinario puede aconsejarle cuánto tiempo debe seguir dándole este suplemento a su gato.

Es importante seguir siempre las instrucciones exactas de dosificación y administración recomendadas por su veterinario y detalladas en el empaque del suplemento.

Efectos secundarios de la glucosamina para gatos

La glucosamina no es conocida por producir muchos efectos secundarios en los gatos; aunque, el suplemento a veces puede provocar episodios de Diarrea .

Las probabilidades de una sobredosis peligrosa no son altas. Sin embargo, debe comunicarse con su veterinario de inmediato para que le aconseje si cree que su gato ha tomado demasiado del suplemento.

¿Su gato alguna vez ha tomado glucosamina para ayudar a lidiar con problemas en las articulaciones? ¿Pareció hacer que tu gato se sintiera más saludable? ¡Háganos saber en la sección de comentarios!