Lipidosis hepática (enfermedad del hígado graso) en gatos: síntomas, causas y tratamientos

Gato examen veterinario

La lipidosis hepática en gatos se refiere a una enfermedad que impide que el hígado lleve a cabo sus funciones normales de desintoxicación y metabolismo. Puede hacer que un gato deje de comer y puede ser fatal si no se trata a tiempo.

La lipidosis hepática en gatos también se conoce como enfermedad del hígado graso. Si observa alguno de los síntomas en su gato, entoncesdebes ir a un veterinariopara un correcto diagnóstico y tratamiento.





Esto es lo que debe saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos de la lipidosis hepática.

Los síntomas de la lipidosis hepática en los gatos

Los síntomas de la lipidosis hepática en los gatos generalmente comienzan cuando el felino muestra una pérdida de apetito.

Otros síntomas en los gatos incluyen:



  • Pérdida de peso notable
  • Vómitos
  • Letargo
  • Retirada de la vida diaria
  • Exceso de salivación
  • Ictericia

Causas de la lipidosis hepática en los gatos

Un veterinario y un gato están en el interior del veterinario.

La lipidosis hepática en gatos aparece cuando un felino deja de comer. A su vez, su cuerpo comienza a depender de sus propias células grasas para energía .

Algunas causas relacionadas incluyen:

  • Cambios ambientales repentinos o estresantes
  • Hígado o nefropatía
  • Pancreatitis

Tratamientos para la lipidosis hepática en gatos

Si su veterinario sospecha que su gato padece lipidosis hepática, le realizará un examen físico y también le hará preguntas sobre alguna vida reciente o cambios ambientales eso podría haber causado angustia al gato.



También ordenarán análisis de sangre y orina y, en algunos casos, podrían sugerir una ecografía.

En muchos casos, un veterinario insertará un tubo de alimentación en el cuello del gato para que pueda ingerir suficiente comida. Es posible que el veterinario también deba administrar líquidos por vía intravenosa si se ha producido la deshidratación.

Finalmente, después de un tratamiento exitoso, el veterinario puede quitar el tubo de alimentación cuando el gato comienza a comer normalmente de su plato nuevamente.

¿Tu gato ha sufrido alguna vez de lipidosis hepática? ¿Cómo trató su veterinario la enfermedad del hígado graso de su gato? ¡Háganos saber en la sección de comentarios!