¿Debería conseguir un gato para ayudarme con mi depresión o ansiedad?

Los sentimientos de depresión y ansiedad son comunes en el mundo moderno. Más allá de recurrir a la terapia profesional o incluso a la medicina, a menudo se sugiere que una persona que sufre de depresión y ansiedad debería considerar tener una mascota para ayudar a aliviar los sentimientos de miedo y soledad.

Entonces, ¿deberías conseguir un gato que te ayude con tu ansiedad o depresión? La respuesta corta es, bueno, tal vez. Pero no debería ser tuúnicorazón para adoptar, y debe asegurarse de que puede manejar las cargas que conlleva la crianza de mascotas.La adopción de una mascota tampoco debe reemplazar la terapia o el tratamiento profesional.para su condición.





Si bien los estudios han demostrado que los gatos y las mascotas en general puede ayudar a calmar a la gente Y transmitir una sensación de tranquilidad, adoptar un gato es una gran responsabilidad que nadie debe tomarse a la ligera.

Si sufre depresión o ansiedad,debe hablar con un profesional de la salud para recibir tratamientoe incluso puedes preguntarles si recomiendan adoptar una mascota. Esto es lo que necesita saber cuando esté considerando la posibilidad de adoptar un gato para ayudarlo con su depresión o ansiedad.

Cómo la adopción de un gato puede ayudar con la depresión o la ansiedad

Cuando las personas se sienten deprimidas o ansiosas, a menudo también se sienten solas. Vivir con un gato puede ofrecer una sensación de compañía constante. Cada vez que llegues a casa, sabrás que tu gato te está esperando allí con una presencia amorosa, incluso si lo único que realmente buscan es cenar.



Además, cuidar a un gato aporta una sensación de calendario a su vida, y una rutina regular a menudo se pierde cuando las personas se sienten ansiosas o deprimidas. Saber que su gato depende de usted para el desayuno, para limpiar su caja de arena y para acicalarlo puede ayudar a darle regularidad y propósito a los días que de otra manera parecerían sin rumbo.

Finalmente, acariciar o pasar el rato con un gato en el sofá definitivamente transmite una sensación de calma y bienestar. Los estudios han demostrado que puede aumentar sus niveles de serotonina y dopamina . Ambas hormonas pueden ayudar a aliviar la depresión.

Preocupaciones al conseguir que un gato lo ayude con la depresión o la ansiedad

Una persona real, veterano militar de la Guerra de Vietnam de la Marina de los Estados Unidos de 67 años, está jugando y hablando con su gato atigrado doméstico rayado que está en equilibrio sobre el alféizar de la ventana de un dormitorio.

Vale la pena repetirlo adoptar un gato o cualquier mascota es un compromiso muy grandeen términos de tiempo, dinero e incluso emociones.



Si bien los gatos tienen una reputación merecida por ser criaturas autosuficientes, aún deberá asegurarse de realizar las tareas diarias, incluida la alimentación, el aseo de su felino para evitar las posibilidades de que se desarrollen alfombras y bolas de pelo y mantener limpia la caja de arena. , además de la difícil tarea de cambiar la arena al menos una vez al mes.

También existe un compromiso financiero que acompaña a la adopción de gatos. Las facturas de alimentos, basura y veterinario, incluso solo para las visitas anuales de bienestar, pueden acumularse. Si sospecha que los problemas financieros están contribuyendo a su depresión o ansiedad, siéntese y analice algunos números para ver si la adopción de un gato podría agravar el problema sin darse cuenta.

La crianza de los gatos también depende de que usted se mantenga involucrado activamente con su gato. Es posible que deba reorganizar su propio horario para asegurarse de poder servir alimentos a la hora de las comidas diarias. También necesitará mantener a su gato entretenido con sesiones de juego y tiempo de unión; de lo contrario, podría aparecer el aburrimiento o incluso un comportamiento destructivo.

Un gato es un ser vivo, que respira y piensa con sus propias necesidades y emociones. No existen simplemente para hacerte feliz. Si no tiene emociones o energía para gastar en el bienestar de otra criatura, entonces tómelo en consideración.

Deberá mantener a su gato de muchas maneras. Comprenda eso antes de optar por adoptar.

¿Debería tener un gato para ayudarlo con su depresión o ansiedad?

En última instancia, se deberá considerar la posibilidad de adoptar un gato para ayudar a la depresión o la ansiedad de forma individual.Debe confiar en el consejo de su profesional de la salud.. Como probablemente sepa, no existe una solución fácil y única para tratar la depresión o la ansiedad.

Como alternativa, en serioconsiderar Fomentando un gato o un gatito. Nunca hay escasez de gatos que necesitan hogares temporales. Y de esta manera, descubrirás cómo te gusta vivir con un gato antes de comprometerte con la idea.

¡Oye, incluso podrías terminar siendo un “fracaso adoptivo” y quedarte con el gato después de todo!

¿Los gatos alguna vez han ayudado a su depresión o ansiedad? ¿Tu gato te mantiene tranquilo y con los pies en la tierra? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios a continuación!